Las bacterias que viven normalmente en la vagina difieren de una mujer a otra e incluso pueden cambiar radicalmente en períodos cortos de tiempo en la misma mujer, un nuevo análisis revela.
Los hallazgos del análisis alterarían el unificado diagnóstico y tratamiento de las infecciones vaginales que actualmente prevalece entre los obstetras y ginecólogos.

Esto sin duda cambia el diagnóstico, tratamiento y prevención de la vaginosis (infección bacteriana en la vagina. Entre otras cosas, esto hace que la vaginosis sea mucho más difícil de diagnosticar. Si las bacterias vaginales cambian con el tiempo, ¿cómo asegurarse de que sea realmente vaginosis?

En la práctica de la medicina, a todas las mujeres se las ha considerado más o menos de la misma manera cuando se trata de la microbiología vaginal, y se les ha ofrecido el mismo tratamiento. Generalmente, se prescriben antibióticos para tratar la vaginosis.
En algunas personas los tratamientos funcionan muy bien, y en algunas no. Ahora se sabe más claramente que esto es porque no todas las mujeres son iguales.

Investigaciones anteriores por el mismo grupo habían identificado cinco comunidades microbianas básicas en la vagina. Los investigadores también encontraron que las comunidades tienden a variar de acuerdo al origen étnico.
El equilibrio de las comunidades microbianas es de vital importancia en la protección de las mujeres contra las infecciones, incluyendo enfermedades de transmisión sexual.

Los cambios en las comunidades bacterianas tienden a corresponder con los niveles de estrógeno en diferentes puntos del ciclo menstrual, la composición particular de bacterias en la vagina de una mujer y la actividad sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *