Según un estudio reciente americano, mantenerse derecho cuando se está sentado en una silla, da mayor seguridad en las propias capacidades. Cuando entraron en su laboratorio, 71 estudiantes de la Universidad de Ohio, en los Estados Unidos, fueron invitados a ocupar sus asientos. Podían escoger entre dos posiciones: una con la espalda derecha, y la otra curvada de forma que se pudieran ver las rodillas.

bien-sentada-median1

Después se les pidió que escribieran tres puntos característicos de su personalidad, positivos o negativos. Esta serie de características debían estar relacionadas con sus capacidades profesionales en el marco de un empleo ficticio. Los estudiantes se autoevaluaron posteriormente sobre sus facultades para ser contratados.

Según este estudio publicado en el “European journal of social psychology”, los estudiantes que se mantuvieron sentados con la espalda derecha, tenían mayor confianza en ellos mismos que los demás, en una posición curvada, y que terminaron por evaluarse a sí mismos de manera negativa.

Las personas creen, por lo general, que la confianza en ellos mismos, viene dada por su propios pensamientos. Pero, no se dan cuentan hasta qué punto su postura corporal puede jugar un papel primordial en lo que piensan sobre ellos mismos.

Para tener confianza en uno mismo, es necesario mantenerse derecho, con el pecho ligeramente hacia adelante y los hombros hacia atrás. Cuidar la postura significa también, mirar al otro a los ojos. Por otro lado, sentirse bien en su propia piel, cuidar la apariencia física, son también elementos que ayudan a mantener alta la moral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *