El laboratorio GlaxoSmithKline (GSK) realizó un ensayo clínico con niños africanos entre 5 y 17 meses. El laboratorio GlaxoSmithKline (GSK) consiguió reducir a la mitad el riesgo de los niños africanos de contraer malaria gracias a una vacuna experimental. Según los datos del ensayo clínico esta sirvió de protección a niños entre 5 y 17 meses de vida en África, donde la enfermedad transmitida por los mosquitos causa cientos de miles de muertes en edad joven. De esta manera, la vacuna denominada RTS,S o Mosquirix, se convertirá en la primera inmunización disponible en el mundo contra la letal enfermedad. Desarrollada por los laboratorios británicos junto con la entidad benéfica denominada Iniciativa Path para una Vacuna contra la Malaria, esta información, según Witty, presidente ejecutivo de GlaxoSmithKline, “nos acerca a tener la primera vacuna contra la malaria en el mundo”.

Aunque, tanto Witty como los expertos en malaria y los especialistas en salud mundiales destacan que no es una solución rápida para la erradicación de la malaria como pueden ser otras vacunas contra infecciones comunes, como la polio y el sarampión. Además, hay que señalar que la malaria es endémica en más de 100 países de todo el mundo y, según la Organización Mundial de la Salud, causó la muerte de unas 781.000 personas. Para reducir el impacto de la malaria se han utilizado mosquiteros tratados con insecticidas, aerosoles y un uso combinado de fármacos que ayudaron a reducir ampliamente la cantidad de casos y muertes por malaria en los últimos años, sin embargo, pese a esto, los expertos señalan que una vacuna efectiva es clave para completar la lucha contra la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *