Cuando una madre trae al mundo y da luz a su hijo, puede surgirle la duda de si dar o no el pecho al recién nacido. Hay una serie de desventajas y ventajas, que marcan esta primera interacción de la madre con el bebé, en esta caso trataremos las ventajas sobre amamantar directamente a su hijo.

beneficios-de-la-lactancia-materna

Hay que buscar un punto intermedio después del embarazo, ya que hay madres que no quieren dar de mamar a sus bebés, mientras otras dan el pecho por más tiempo del que se recomienda.

Gracias a la lactancia el bebé puede absorber, de manera mucho más fácil y directa, las proteínas de la leche que tiene la madre en sus pechos. Es la mejor método para alimentar al recién nacido.

También no hay que dejar de lado que la leche materna, posee una gran cantidad de lactosa, mucho mas que en el resto de las leches, esta se transforma en ácido láctico en el intestino, y gracias a el, se favorece la absorción del calcio por el organismo y se evita la aparición de bacterias.

Otra ventaja de la lactancia es que la leche materna está siempre a la temperatura ideal, ni demasiado caliente ni muy fría, así como las correctas condiciones alimenticias para el bebé; del mismo modo, podemos entender que la leche materna al no ser manipulada, como la leche de vaca u otras leches, es mas sana favoreciendo la higiene.

Otro factor que se debe de tener en cuenta es que la leche materna favorece la formación de la boca, el desarrollo anatómico de esta parte del cuerpo del bebé.

También algo fundamental y que no hay que dejar de lado, es que la lactancia favorece la relación madre-bebé, ya que se crea un vínculo que el propio bebé nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *