Es sabido que las vitaminas son esenciales en la salud del organismo. Por ello, también lo son para la salud de la piel. Las vitaminas son fundamentales para que la piel del cuerpo luzca sana, joven y bella.

vitaminas_sacales_todo_el_partido_receta_main_landscape

Las vitaminas no son producidas por el cuerpo humano por lo que hay que consumir alimentos que nos las proporcionen en su justa medida si del cuidado de la piel se trata, es muy bueno utilizar productos de belleza y cremas para la cara y el cuerpo que posen vitaminas.

Si bien son 13 las vitaminas que necesita nuestro organismo para estar saludable, 4 son las que requiere la piel del cuerpo para estar sana. Estas son las vitaminas A, B5, C y E, cuyas características y funciones detallaremos a continuación, haciendo hincapié en sus acciones sobre la piel.

La vitamina A: Se encarga de ayudar en el proceso de separación celular por lo que tiene una gran incidencia en la regeneración de los tejidos de la piel. De esta forma sana los daños provocados por los rayos del sol y corrige las líneas de expresión. La vitamina A se encuentra en los lácteos, en la yema de los huevos, en las frutas y las verduras, entre otros alimentos.

La vitamina B5: Esta vitamina ayuda a que el organismo asimile el resto de las vitaminas y participa de la regeneración de los tejidos de la piel. Además, la vitamina B5 mantiene la humedad de las capas inferiores de la piel y desinflama. Algunos de los alimentos que poseen esta vitamina son las carnes, la yema de los huevos y la papa, entre otros.

La vitamina C: Es fundamental para la salud de la piel debido a que se encarga de generar colágeno, por lo que la ayuda a mantener su elasticidad. Además actúa sobre la pigmentación de la piel ya que mantiene su color natural y reduce las manchas de escaso tamaño. También tiene propiedades antioxidantes por lo que combate el exceso de radicales libres de la piel. Esta vitamina se encuentra en algunos vegetales verdes y en algunas frutas como los limones y las naranjas.

La vitamina E: Esta vitamina se encarga de mantener la estructura de las células. Además mejora la elasticidad de la piel y tiene propiedades desinflamantes. También se encarga de que los radicales libres no se reproduzcan en exceso y sirve como cicatrizante. La vitamina E está presente en cereales, en legumbres y en la yema de los huevos, entre otros alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *