¿Alguna vez te has encontrado a ti mismo pensando demasiado en las cuestiones del futuro? ¿Alguna vez has sentido que estas preguntas dominan tus pensamientos todos los días? ¿Sabes que estos temores hacia el futuro te impiden trabajar en lograr tus metas o sueños?

Cuando estás envuelto por el miedo de lo que puede llegar a ocurrir en tu carrera, tu vida familiar, tu condición social o tus relaciones románticas, solo logras molestarte y preocuparte. Puedes encontrarte constantemente revolcándote en el temor de las cosas que están por venir. Te encontrarás preocupándote todo el tiempo en lugar de hacer algo productivo para tu futuro. Y así puedes llegar a encontrarte cada vez más infeliz por sentirte inseguro y con miedo acerca de las cosas que pueden ocurrir en el futuro sobre las cuales podrías puede tener un poco de control.

depresion

Cuando vives condicionado por el temor al futuro, tú:

  • Tiendes a tener un mal desempeño en el trabajo: Prefieres conformarte con hacer tareas mediocres en el trabajo cuando podrías conseguir un mejor trabajo.
  • Te alejas de las personas que te aman: Prefieres renunciar a una relación romántica ya que no deseas hacerte vulnerable al dolor o la decepción que puede venir con el compromiso.
  • Pierdes tu sentido de propósito y dirección: Te planteas y preguntas sobre tu sentido en este mundo, lo que te puede dejar aún más confuso, inseguro y asustado porque te sientes perdido y sin un propósito real.
  • Piensas irracionalmente: Es posible que dejes de ver las cosas objetivamente y lógicamente, debido a tu enorme miedo al futuro.
  • Nunca podrás ser feliz: Cuando estás envuelto por el miedo, la incertidumbre, la duda, la baja confianza en ti mismo, es posible que nunca encuentres los placeres simples de la vida cotidiana, siempre tengas miedo de probar cosas nuevas, y nunca aprendas a esperar cosas buenas del futuro.

4 comentarios

  1. claudia

    18 marzo, 2015 a 23:37

    realmente comparto los item desarrollados en la presente nota, el miedo te impide desarrollar actividades y disfrutar de las cosas simples, sucede que cuando estas en esos dias en que estas realmente atormentado no logras la fuerza para salir de esos pensamientos maliciosos, yo realmente no se que podria hacer, porque he tratado de buscar ayuda y aun no tengo solucion a mi problema, si alguien me puede sugerir que hacer, bienvenida la ayuda que quieran brindarme. gracias

  2. FERNANDO

    21 abril, 2015 a 12:55

    A mi me ocurre igual, de dos años hasta hoy solo hago preguntarme que me ocurrirá en el futuro,sobre todo con el de mis Padres. Son mayores y se que algún día me faltaran.Sé que es ley de vida ,pero no me hago s la idea de quedarme de nuevo sólo.Me refugió en mi trabajo y en el día a día, pero cada vez que pienso que los voy a perder. Pienso que lo mejor es que yo les acompañe.por las noches solo pienso en cosas que me sucedieron en el pasado, en mi niñez y juventud y en que no lo aprobeche lo bastante y no estube el suficiente tiempo con mis amigos y familia.No se es una sensación muy rara de tremendo vacio, a pesar de estar siempre ocupado en algo

  3. cristina

    11 junio, 2015 a 18:37

    he sufrido estrés en diferentes etapas de mi vida, siempre por cuestiones económicas , que si me alcanzara el dinero para pagar las cuentas, que si las escuelas de los hijos que van creciendo, y ahora pienso en la posibilidad si llegaran a liquidarme de mi trabajo, como podre pagar los gastos?.. escucho y veo las noticias del México corrupto,de las nuevas reformas implantadas, que amenazan con desbaratar mi empleo; de las matanzas de estudiantes, de los asaltos y eso creeanlo me deprime mucho mas.
    he descubierto que con el ejercicio me relajo bastante y ya no escucho noticias de televisión vendida, no oigo locutores de radio amarillistas, he decidido dedicarme a mi vida espiritual, a mi salud a comer lo que me hace bien, hago manualidades que me encantan ( las fofuchas) y todo esto sin dejar de trabajar claro, las cuentas siguen, pero también en mi trabajo encuentro satisfacciones y bien pues hasta que me dure, si se acaba el trabajo ya veremos que hacer.

    y yo pienso Ricardo que no deberías preocuparte tanto para cuando tus padres te falten, suena trillado pero se buen hijo hasta el ultimo momento,pasea con ellos dedícales tiempo, diles que los amas, bésalos y seguro estas pequeñas cosas vividas serán las que te llenaran en el vacio cuando ellos falten; te sentiras triste pero a la vez estarás en paz para seguir con tu vida.contigoporhaberl

  4. Juan

    17 julio, 2015 a 19:29

    Fernando aprovecha a decirle ahora a tus padres que todavía están vivos, a decirles que les quieres.Pero también haz tu vida. Yo por desgracia ya no tengo a ninguno de los dos. Pero mi madre, que fue la última que murió, creo que hice lo que pude por élla. Y aunque la echo mucho de menos, quédate con los buenos recuerdos. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *