El incremento de las temperaturas y de la humedad ambiental provoca un cambio en el entorno natural de muchas mujeres. En el verano, el incremento de las temperaturas y de la humedad ambiental aumentan la probabilidad un 50% de tener vulvovaginitis. Para muchas mujeres, un cambio en el entorno natural de la vagina por los factores mencionados pueden ser condiciones perfectas para el desarrollo de infecciones. En relación a esto, los expertos recomiendan no estar más de lo necesario con el traje de baño húmedo puesto.

vulvovaginitis-4

Según el Dr. José Luis Neyro, ginecólogo del Hospital Universitario de Cruces, Bilbao. “La vaginitis es una de las causas de consulta más habitual en Atención Primaria, en todo el Sur de Europa, durante el verano”.
Para evitar cualquier tipo de infección en verano, el Dr. Neyro señala que es bueno el uso de probióticos vaginales. “Estos probióticos aumentan la flora vaginal y la favorecen, porque contienen lactobacilos y suponen un buen complemento terapéutico”.
Los probióticos vaginales existen tanto en formato tampón como en cápsulas. Los primeros son fáciles de usar y los segundos son más cómodos para las mujeres, al no generar residuos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *