Al llegar el verano es vital que nos cuidemos del sol para evitar problemas en la piel. El uso del protector solar en el cuerpo es la mejor manera de prevenir quemaduras de sol entre otras patologías de la piel más graves.

La mayoría de las personas se coloca protector solar en el rostro, piernas, brazos, abdomen, pecho y espalda por ser las más expuestas al sol. Pero se olvidan de ciertas zonas del cuerpo que son sensibles al sol.

sol

Las zonas del cuerpo que olvidamos colocarnos protector solar son:

-parpados

-axilas

-empeine

-orejas

-plantas pies

-nariz

-labios

 

En las zonas del cuerpo enumeradas en la lista que no se colocan protector solar se pueden producir quemaduras solares.

Es importante tomarse el tiempo y colocarse el protector solar en todo el cuerpo en especial en los niños, ancianos y personas con una piel muy clara porque son los más afectados por las consecuencias del sol.

Si no estamos en el agua podemos pasar hasta 3 horas con el protector solar pero luego de este tiempo hay que volver a colocarlo porque la misma traspiración del cuerpo hace que se lave.

En cambio si se estuvo en el agua se debe volver a colocar protector solar en todo el cuerpo luego de 2 horas.

Cada persona de acuerdo a su tipo de piel debe elegir el protector solar más adecuado para poder cuidar su piel durante el verano.

Las partes sensibles del cuerpo deben ser protegidas del sol para evitar lesiones.

1 comentario

  1. Angel sanchez

    25 Julio, 2014 a 11:41

    Una zona no mencionada.
    La cabeza sobre todo en personas con poco pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *